¡Compremos los venezolanos a Citgo!

¡Compremos los venezolanos a Citgo!

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Sin categoría
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Pdvsa, ha dejado de suplir directamente la totalidad de crudo de la capacidad de refinación de estas plantas en Estados Unidos, por lo se ha tenido que comprar a terceros (Colombia, México) para que sea refinado en Citgo

La empresa Cristalex luego de la nacionalización de sus operaciones en las minas de oro Las Cristinas en el año 2008, inicio un proceso de arbitraje ante el Ciadi, solicitando US$. 1.200 millones de indemnización por daños causado por la República. Un fondo litigante Tenor Capital compra a Cristalex y con ella la deuda que tiene la República. Tenor Capital demanda contra Pdvsa el pago de indemnización, con la argumentación que Pdvsa es un Alter Ego de la República. El pasado año un tribunal norteamericano en la ciudad de Filadelfia fallo a favor de Tenor Capital, levantando la restricción que había y amparaba a Citgo. Con ésta decisión Tenor Capital está facultada para que tome posesión de las acciones de Citgo y sus activos en poder de PDV América, por lo que Citgo podría entrar a la venta. Solo la restricción temporal de la La Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos OFAC, ha restringido por los momentos la ejecución de los fallos.

El 16 de octubre del 2020, un juez de Nueva York declaró que los bonos Pdvsa 2020 son “válidos y exigibles”, los cuales están respaldados por la mitad de las acciones de la filial de la estatal petrolera en Estados Unidos, Citgo Petroleum Corp. La jueza Katherine Polk Failla dictaminó el falló y autorizó al fideicomisario MUFG Union Bank a tomar las medidas necesarias para ejecutar la garantía.

Significación e impacto

Para la mayoría de los venezolanos, la significación e impacto de Citgo no es conocido ni percibido. Veamos que es Citgo, su significación y como nos afectara en caso de ejecutarse la sentencia y su eventual pérdida.

Citgo se funda en el año 1910, con el nombre de Cities Service Company, y no es sino hasta el año 1965 cuando cambia su nombre comercial a Citgo. En el año 1990, Petróleos de Venezuela, a través de su subsidiaria en Estados Unidos, PDV América, compra la totalidad de las acciones.

Citgo tiene actualmente su sede en Houston, Texas y desde allí desarrolla los negocios de refinación, transporte y distribución de productos derivados del petróleo como gasolinas, jet fuel, diesel, lubricantes, productos petroquímicos y ceras refinadas. En cuanto al negocio de gasolinas y lubricantes, Citgo a través de su marca, distribuye y vende a 11 mil estaciones de gasolina manejadas por operadores independientes bajo franquicia Citgo y otras 2.000 bajo el nombre de 7 – Eleven (tiendas de conveniencias), localizadas a través de Estados Unidos. También ofrece franquicias de establecimientos de cambio rápido de aceite bajo la marca Citgo. Esto la convierte en el tercer suplidor más grande de gasolinas y en el primer lugar de puntos de venta en ese país; lo que le da una importancia estratégica para la colocación de nuestro petróleo y derivados, en el mercado más grande del mundo.

Para el efectivo envío de gasolinas y diesel a los clientes, Citgo cuenta con 55 terminales de productos terminados localizados en las principales áreas de negocios; 44 de ellas son propiedad de Citgo, y 11 en sociedad con terceros. En cuanto a la distribución de la gasolina de aviación (jet fuel), Citgo mercadea directamente a las aerolíneas en los principales aeropuertos: Chicago, New York, Dallas/ Forth Worth, Miami y Atlanta.

Un área de gran potencial de crecimiento y de oportunidades que manejaba Citgo era el asfalto. Hasta el año 2008, Citgo mercadeó asfalto a través de la filial Citgo Carco a constructores y pavimentadores de vialidad en el Este y las costas del golfo; así como en el Centro-Oeste de Estados Unidos, para la pavimentación de carreteras y autopistas. Para su envío contaba con 3 terminales propios y otros 23 en arrendamiento a largo plazo. En el 2002, Citgo Carco controlaba el 25% del mercado de asfalto de la Costa Este de Estados Unidos y en la costa oeste controlaba el 27%. En el 2008, las dos refinerías de asfalto y redes de terminales y otros activos de Citgo Carco en la Costa Este; fueron vendidas a la empresa norteamericana NuStar Energy Inc, por 450 millones de dólares, convirtiéndose NuStar, en la primera empresa de asfalto de Estados Unidos.

El desarrollo del negocio del asfalto nos hubiese permitido desarrollar y explotar efectivamente las reservas más grandes del mundo de petróleo extrapesado que poseemos en la Faja del Orinoco; por lo que Citgo Carco pudiese haber continuado como un negocio de integración vertical de Pdvsa, con el establecimiento de ventajas comparativas y competitivas estratégicas dentro de Estados Unidos.

Un pilar fundamental dentro del modelo de negocios de Citgo son las refinerías: Lake Charles, Corpus Christi y Lemont. Estas refinerías procesan un porcentaje importante de petróleo venezolano exportado por Pdvsa, bajo contrato de suministro de largo plazo. Citgo, la tercera refinería más grande de Estados Unidos y la primera por su complejidad y capacidad de procesar crudos pesados. Esto permite asegurar el proceso de refinación de nuestro petróleo, y la producción de derivados con una garantía de colocación y de penetración en Estados Unidos. Los contratos establecen varias cláusulas por las cuales puede alguna de las partes dejar sin efecto el contrato. Una muy importante es: que, si Pdvsa dejase de ser dueña de Citgo, esta podría finiquitar el contrato y buscar el suplidor que desee. Esto pondría en una situación de gran vulnerabilidad a Pdvsa y al país, particularmente el procesamiento del petróleo pesado que Venezuela tiene en su mayor proporción de reservas probadas (las mayores del mundo certificadas).

Cabe señalar, que Pdvsa, ha dejado de suplir directamente la totalidad de crudo de la capacidad de refinación de estas plantas en Estados Unidos, por lo se ha tenido que comprar a terceros (Colombia, México) para que sea refinado en Citgo y poder así cumplir con sus compromisos.

Por todo lo expuesto, considero que un embargo de Citgo por parte de Tenor Capital y otros accreedores, y su posibilidad de pérdida sería catastrófico tanto para Pdvsa como el país, ya que un mercado tan importante, rentable y seguro de nuestro petróleo como es el norteamericano, no puede ser reemplazado fácilmente por China o Rusia en el corto plazo y otros mercados latinos y caribeños poco rentables. Las empresas petroleras privadas norteamericanas, incluida Citgo (no el gobierno de Estados Unidos) a la que Pdvsa vende el petróleo, son los únicos clientes que cancelan las facturas en los términos y condiciones que exige Pdvsa, sin retraso y con dólares constantes y sonantes. De ese mercado dependemos y esa es nuestra realidad. Los venezolanos no podemos perder Citgo.

Rescatar a Citgo.

Ante una posible proliferación de intentos de demanda de acreedores y vultures Funds (fondos buitres ) que han venido comprando en el mercado bonos a precios ridículos y que poseen conocimiento del mercado, contratos y cláusulas de términos de los bonos y además lobby, las probabilidades de rescatar Citgo se reducen tremendamente. Hay que actuar en todos los frentes.

Comprar Citgo.

Una posibilidad que planteo, es la aplicación de esquemas de ingeniería financiera como es el del uso de un modelo de “Leveraged Buyout, donde la gerencia de la empresa utiliza la valoración y activos de Citgo para obtener financiamiento y comprar la empresa. Con los fondos obtenidos, se cancelarían y honran las acreencias pendientes y se elimina el riesgo de demandas futuras. Una vez liberadas las acreencias y Citgo en manos de la nueva gerencia venezolana, se podría crear un fondo de inversión (Entidad de Inversión Colectiva en Venezuela) para que todos los venezolanos e inversionistas internacionales podamos invertir en la compra de acciones de Citgo. Los venezolanos no podemos perder Citgo.

Deja una respuesta