México: Lo económico también

México: Lo económico también

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Sin categoría
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El modelo económico – fiscal basado en la distribución de renta petrolera y que por más de 40 años hemos implementado se agotó y debe reformularse de inmediato

El inicio en México el pasado viernes 03 de septiembre, de un proceso de negociaciones entre representantes del gobierno y representantes de la oposición a través de la plataforma unitaria establecida crea muchas expectativas. El memorando de entendimiento y su agenda acordada, no solo debe incluir los temas político, social y humanitario, sino también un tema fundamental como es lo económico y medidas a tomar y acordar. Es bueno recalcar: Sin mejoras económicas y cambios sustanciales y de eliminar los desajustes macroeconómicos, no puede haber una mejora de las condiciones de vida de la población en Venezuela.

El modelo económico – fiscal basado en la distribución de renta petrolera y que por más de 40 años hemos implementado se agotó y debe reformularse de inmediato.

La economía venezolana requiere urgentemente un viraje de 180º que rompa con la complicada situación que sufre su economía, sumida en un profundo proceso de deterioro y distorsión con grandes desequilibrios macroeconómicos (hiperinflación, devaluación, profundo déficit fiscal, capitalismo de Estado con empresas quebradas).

En este sentido propongo algunas medidas económicas y financieras que deberían evaluarse y acordarse que deriven y profundicen en un cambio radical del modelo económico actual.

Propuesta de medidas

  • Cese de invasiones y confiscaciones a la propiedad privada.
  • Convocatoria al Diálogo Nacional con los empresarios para crear las condiciones para el aumento de la inversión y la producción.
  • Privatización o cesión de empresas en manos del Estado al sector privado (Electricidad, gas, telefonía, mercado interno de gasolina, alimentos entre otras)
  • Establecimiento de la libre circulación de divisas con posibilidad de dolarización formal y plena en Venezuela. La dolarización lograra, a corto plazo, una estabilidad monetaria que incluye una reducción drástica de la inflación a nivel de un dígito, tasas de interés bajas, y de la incertidumbre para invertir. Se recuperará el salario y su capacidad de compra, el ahorro y el patrimonio de los venezolanos, porque se elimina de una vez y para siempre el riesgo de la devaluación, y el control de la hiperinflación. (Debajo se explica cómo establecer el esquema de dolarización formal).
  • “Prioridad Alimentaria Venezuela” impulsada completamente por los factores productivos y empresariales venezolanos
  • Medidas e incentivos para el aumento de producción, productividad y crecimiento económico. Reentrenamiento de personal y de programas técnicos
  • Crear el “Centro de Productividad Nacional y “Agenda Industrial de Innovación y Tecnología”.
  • Apertura de PDVSA y sus empresas mixtas a través del mercado de valores local. Colocando un 20% de las acciones de las empresas mixtas a través de participaciones o unidades de inversión que posee PDVSA, a manos de los trabajadores e inversionistas pequeños y medianos, así como cajas de ahorro, fondos mutuales y fondos de jubilación. PDVSA como corporación no pierde control accionario ni de gestión; y permitiría que la masa de trabajadores y pequeños inversionistas y ahorristas venezolanos se conviertan en inversores de las empresas mixtas y participar de los beneficios generados por estas empresas proporcionalmente a su participación.
  • Propuesta Integral: Esquema de dolarización Paso Previo La propuesta permitirá la posibilidad de colocar un 20% de acciones de las empresas mixtas petroleras en dólares. Con este esquema que planteo se pueden levantar entre 10 y 20 mil millones de dólares.
  • El salario mínimo se podría situar entre $100 US $ 140 mensuales; al mismo tiempo que los venezolanos tendrán la posibilidad de participar directamente de los beneficios del petróleo a través del mercado de valores o fondos mutuales de inversión y tener un vehículo de inversión y de ahorro atractivo y rentable que incentive el ahorro de los venezolanos.
  • . Impulso decidido a la construcción de viviendas e infraestructura con la búsqueda sin complejo del sector privado. Crear los incentivos: banco de tierras, urbanismo, financiamiento a través de la titularización de hipotecas y posible establecimiento del “Bono Vivienda Promotor” que he planteado en varias oportunidades. Apoyo de la Sunaval a los promotores privados a través de Entidades de Inversión Inmobiliaria y emisiones a través de esquemas de titularización inmobiliaria.
  • Reordenamiento del presupuesto nacional reduciendo gasto corriente, y orientándolo a gasto de inversión.
  • Pagos de los pasivos laborales que adeuda el Estado a los empleados públicos a través de novedosos esquemas de pago: Fondo de Inversión Petrolero, o el Bono Vivienda-Promotor.
  • Impulso decidido al sector turismo, haciéndolo uno de los sectores prioritarios del desarrollo económico y laboral.
  • Automatización de las aduanas, reduciendo la discrecionalidad de funcionarios. Guerra frontal al contrabando e ilícitos
  • Mejora de la infraestructura y funcionamiento de los servicios tanto de Importación / exportación en puertos, aeropuertos. Entrenamiento de personal y reducción de los trámites burocráticos (Red Tape).
  • Establecimiento de un programa de democratización del capital de las empresas públicas a través del mercado de valores, donde todos los venezolanos puedan participar como accionistas. (privatización a través del mercado de valores nacional)
  • Evaluación de un programa de restructuración de deuda externa con los acreedores y posibilidad de implementar un esquema de Debt Equity Swap de bonos de la República, Pdvsa y empresas con deuda en default, aprovechando el descuento importante que aplica el mercado para ser aplicado a inversión directa en Venezuela en sectores prioritarios para el país y empresas del estado donde se requiera participación de inversión privada para reactivarlas.
  • Evaluación de esquemas de renegociación de deuda externa con acreedores, así como el manejo y estrategias de preservación de activos en el exterior (caso Citgo)
  • Detener los programas de cooperación Internacional que no compensan al país, (Petrocaribe); compras de armamento y de nacionalización de empresas.

Deja una respuesta